Madrid, a la cabeza del mercado de vivienda de lujo

Madrid, a la cabeza del mercado de vivienda de lujoMadrid se consolida en 2019 como la ciudad más importante de España y una de las más fuertes de Europa en cuanto a inversión en vivienda de lujo, según un informe elaborado por la inmobiliaria Barnes Spain.

Con un aumento del 15% interanual en los precios de las viviendas de lujo, Chamberí se ha transformado en el distrito más caro de la ciudad, seguido de Salamanca, donde el precio medio de las residencias aumentó casi un 8% con respecto al año pasado. En la actualidad, una vivienda de lujo en estos dos distritos supera los 7.000 euros/m2 de media, mientras que un año atrás la media era de 6.100 euros/m2 en Chamberí y de 6.500 euros/m2 en Salamanca. Estas cifras han convertido a ambos distritos en los más caros del país.

Chamberí se ha transformado en un punto de interés fuerte para los compradores nacionales. El barrio de Almagro, por su cercanía con el Paseo de la Castellana y su atractivo patrimonio histórico, se posiciona como una de las zonas más demandadas para la inversión que resulta una buena alternativa a Salamanca.

En este sentido, la inversión media por parte de los compradores de viviendas de lujo en estos distritos oscila entre los 600.000 y los 2,5 millones de euros. Entre las zonas más cotizadas de Chamberí se encuentran los barrios de Almagro y Trafalgar, donde los precios de las propiedades oscilan entre los 8.000 y 10.000 euros/m2, situación similar al rango de precios en los barrios de la Castellana y de Goya, pertenecientes al distrito de Salamanca.

Razones que justifican la elección

La ubicación, las características del parque de viviendas, la seguridad, el patrimonio histórico de la ciudad y la buena comunicación con los puntos culturales de mayor interés convierten a estos barrios en la principal atracción tanto para compradores nacionales como extranjeros.

Anna Molgó, directora de zona de las oficinas de BARNES en Madrid, afirma que “la ciudad está en la cima de Europa en lo que a comercialización de propiedades de lujo se refiere. La demanda internacional crece año tras año debido a la estabilidad económica, la competitividad de los precios y las buenas conexiones aéreas con el resto de los países de Europa y el mundo”.

El incremento del protagonismo del comprador local ha provocado que el 70% de la demanda de este tipo de vivienda en estas zonas de Madrid sea nacional, mientras que solamente el 30% es extranjera, proveniente principalmente de Latinoamérica y Asia.

Por nacionalidades, venezolanos, mexicanos, colombianos y chinos son los que más invierten en el mercado residencial de lujo de la capital. Entre los requisitos más solicitados, se encuentran pisos con una superficie de entre 200m2 y 500m2 con un mínimo de cuatro habitaciones, altura, luminosidad, vistas, ubicación céntrica y seguridad.

El precio de la vivienda de lujo ha moderado su crecimiento en un 2% más en el primer semestre del año. con un precio medio de 6.850 euros por metro cuadrado, la tendencia se modera, pero vuelve a registrar un nuevo aumento desde los 6.700euros/m2 sobre el mismo periodo del año pasado, los 6.500 euros/m2 del primer semestre de 2017 y los 6.075 euros/m2 del de 2016.

El tiempo medio de venta de una propiedad de lujo fue de cuatro meses a nivel nacional, un mes menos que en la media de 2018, y de sólo dos meses en las zonas de mayor demanda. Latinoamericanos, franceses y británicos fueron los más rápidos en comprar, con sólo dos meses, mientras que los españoles tardaron una media de cinco meses en tomar la decisión de compra, según los datos de BARNES.

Los precios en Barcelona

Con respecto a Barcelona, son los británicos, franceses, alemanes, belgas, italianos, chinos y rusos los principales compradores de propiedades de lujo en la capital. Las zonas más demandadas son Pedralbes, el Turó Park, Sarrià-Sant Gervasi y Eixample. La toma de decisión de compra oscila entre los 2 y los 8 meses.

El crecimiento del comprador local, el auge de nuevos destinos como Portugal o Grecia, la situación política de Cataluña y la coyuntura política internacional son algunas de las principales causas del descenso en la demanda inmobiliaria extranjera.

Sólo el 20% de las transacciones de viviendas de lujo en la ciudad de Barcelona corresponden a compradores o inversores extranjeros, una disminución notable de la presencia internacional en el total de compraventas registradas durante los últimos tres años, cuando los inversores foráneos de este tipo de vivienda representaban casi el 50% del total de las operaciones.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here