Los registradores, la vía eficaz para identificar a los titulares reales frente al blanqueo de capitales

Los registradores, la vía eficaz para identificar a los titulares reales frente al blanqueo de capitalesEntre las soluciones aplicables contenidas en la Cuarta Directiva en materia de prevención del blanqueo de capitales  destaca la necesidad de identificar a los titulares reales, es decir a toda persona física que ejerza el control de una persona jurídica. ¿A qué se debe esta regulación? El desconocimiento de estas titularidades dificulta la lucha contra el blanqueo de capitales, ya que precisamente uno de los instrumentos habituales del que se sirven las organizaciones criminales para blanquear grandes sumas de dinero, son las personas jurídicas eludiendo así el control de los Estados.

Consciente de ello, la UE ha establecido un conjunto de soluciones contenidas en los artículos 30 y 31 de la Cuarta Directiva, en la que, como recuerda Gonzalo Aguilera, Decano del Colegio de Registradores se establecen una serie de obligaciones a cargo de los Estados miembros:

  • Asegurar una información adecuada, exacta y actualizada sobre la titularidad real de las personas jurídicas
  • Garantizar que esta información de la titularidad real se conserve en un registro central situado fuera de la sociedad correspondiente,
  • Asegurarse de que esta información se facilite y permanezca siempre a disposición de las autoridades competentes y las unidades de inteligencia financiera
  • Asegurar el acceso a esta información, respetando las normas de protección de datos, a otras personas que demuestren un interés legítimo en relación con el blanqueo, la financiación del terrorismo y los delitos subyacentes conexos
  • Facilitar una interconexión segura y eficiente entre registros centrales a través de la plataforma central europea

Este marco general debe ser aplicado por cada Estado de la Unión con adaptación a su sistema específico de publicidad, según resulta del artículo 30.3 de la Cuarta Directiva, del que se deduce, recuerda el Decano, que cuando los Estados miembros tengan organizado un sistema de publicidad mercantil, con la denominación propia que le hayan atribuido, en él debe recaer la publicidad de las titularidades reales. Esto significa que España está obligaba a residenciar esta información sobre los titulares reales en los Registros Mercantiles, debidamente interconectados con los restantes Registros de sociedades europeos, como de hecho se está produciendo en todos los países de nuestro entorno.

Es precisamente el Registro Mercantil el que se integra en la plataforma central europea. Además, la información exigida por la UE no se refiere únicamente a titulares reales, sino también a los propietarios legales, y esta información consta legalmente en el Registro Mercantil. Por otro lado, la Cuarta Directiva extiende la obligación de las entidades a la identificación y verificación de la identidad de la persona que ostenta el cargo de senior managing official (administrador o factor con poderes generales), extremos que figuran en el Registro Mercantil.

Dejar respuesta