Los consumidores pierden confianza en la economía

 consumidores

La confianza de los consumidores en la economía española continua a la baja hasta marcar en septiembre su índice más bajo desde marzo de 2014 ante el empeoramiento de las expectativas y, especialmente, frente a la situación actual.

Este nuevo descenso del índice se debe a la evolución negativa de sus dos componentes: el índice de situación actual baja 6,4 puntos y la valoración de las expectativas presenta un descenso de 4,3 puntos.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se situó en septiembre en 80,7 puntos, 5,3 menos que en agosto, encadenando tres caídas consecutivas después de que en junio se situara en 102,3 puntos, el nivel más alto desde agosto de 2018.

Las expectativas de ahorro descienden un mínimo 0,2% respecto a las del tercer trimestre de 2018, mientras que bajan un 3,3% respecto al segundo trimestre de este año. Por su parte, los temores de inflación suben un 1,2% respecto al segundo trimestre de este año y bajan un 2,4% respecto al tercer trimestre de 2018.

Las expectativas de futuras subidas de tipos de interés descienden tanto a corto plazo como en términos anuales: un -7,2% respecto al mismo trimestre de 2018 y un -2,7% en relación con el segundo trimestre del año.

En términos trimestrales, las expectativas de consumo también descienden un 3,2% respecto a las del tercer trimestre de 2018 y un -4,3% en relación con el anterior trimestre de este año.

En relación con el mes de septiembre del pasado año la evolución es también negativa, aunque el descenso es mayor. El índice de confianza de los consumidores desciende desde septiembre del pasado año 9,9 puntos, con una pérdida en términos absolutos para la valoración de la situación actual de 6,2 puntos y de las expectativas, que ofrecen un descenso más acusado, de -13,5 puntos.

La confianza de los consumidores ha oscilado entre los 90 y los 110 puntos en los últimos años hasta que en agosto cayó hasta los 86 y en septiembre, a los 80,7 puntos. En términos porcentuales el perfil de la evolución registrada es similar, con un descenso del ICC de un 12,2% como resultado de la pérdida del 8,1% en la valoración de la situación actual y de la caída del 15,9% en las expectativas.

El índice de valoración de la situación actual alcanza en septiembre los 76,7 puntos, un descenso de 6,4 puntos con relación al obtenido el pasado mes de agosto. Esta evolución de la situación actual es el resultado de un comportamiento negativo en la valoración de todos sus componentes; así, la valoración de la evolución general de la economía disminuye 7,2 puntos, la valoración del mercado de trabajo desciende 7,7 puntos y la percepción de la situación de los hogares baja en 4,3 puntos.

El índice de expectativas llega en este mes a los 84,7 puntos, con un descenso de 4,3 puntos, un 4,8% en porcentaje, respecto al mes precedente. Este descenso se debe a la evolución negativa de sus tres componentes, aunque son las bajas expectativas sobre el futuro de la economía las que ofrecen caídas de mayor intensidad.

Así, las expectativas sobre la situación futura de la economía descienden 7,5 puntos, las relativas al mercado de trabajo ofrecen un descenso de 2,4 puntos y las expectativas respecto a la evolución de los hogares se sitúan en 2,9 puntos por debajo del dato del mes de agosto.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here