Ganas, esfuerzo, ilusión… El camino para convertirse en un futuro Registrador

“Quien se plantee realizar la oposición al Registro, debe hacerlo de forma global” nos cuenta Cecilia Sánchez Fernández-Tresguerres, una de los 45 aspirantes al Cuerpo de Registradores que ha conseguido una plaza en la promoción 2016.

Si hay algo que define a los más de 700 opositores que se han presentado este año ha sido la constancia, la motivación, el esfuerzo, la seguridad en sí mismos y la pasión por lo que están haciendo.

Ahora en sus caras solo se aprecia una sonrisa ante la recompensa. “Es un camino que volvería a recorrer sin ninguna duda” confiesa Rafael Linares, número dos de la oposición.

Tras varios años de estudio, cuatro pruebas y mucha ilusión, hablamos con 6 de los 45 futuros registradores, quienes nos cuentan su experiencia durante este camino, cómo son las pruebas y cómo afrontar la preparación.

El perfil de los nuevos registradores

El perfil medio de los nuevos miembros del Cuerpo de Registradores responde a una mujer de 29 años, que ha preparado la oposición durante seis años y ha logrado la plaza en segunda convocatoria. Además presenta un nivel medio/alto de inglés como primer idioma extranjero, tiene francés como segundo y utiliza bastante a menudo Facebook y ocasionalmente Instagram y Twitter.

Así, el 80% de los aprobados ha sido mujer, incluida la número uno de la promoción, frente al 20% de hombres, coincidiendo ambos géneros en la edad media: 29 años. Los de menor edad fueron cuatro aspirantes con 26 años y la de mayor edad fue una mujer de 44 años. Ocho de cada diez tenían 30 o menos años.

En cuanto al esfuerzo necesario para obtener la plaza, hombres y mujeres tardaron una media de 6 años en prepararse, oscilando dicho periodo entre dos y trece años. De forma mayoritaria comenzaron la preparación inmediatamente después de finalizar sus estudios universitarios consiguiendo su plaza en segunda o tercera convocatoria habitualmente.

La nueva promoción de registradores presenta como primer idioma extranjero el inglés, con un nivel medio/alto en ocho de cada diez y, como segundo idioma, el francés, siendo marginales los estudios  de alemán y residual el italiano y otros.

Por último, como aspecto relacionado con la tecnología en las formas de comunicarse, destaca mayoritariamente el uso bastante frecuente de Facebook en seis de cada diez encuestados, seguido de lejos por Instagram (tres de cada diez encuestados); y finalmente, Twitter (solo uno de cada diez lo utiliza con frecuencia). No se aprecian grandes diferencias entre hombres y mujeres y tan solo difieren ligeramente en el uso de Instagram, prácticamente no utilizado por hombres y usado ocasionalmente por mujeres.

Dejar respuesta