Madrid celebra la cumbre registral europea contra el blanqueo de capitales

El Colegio de Registradores de España ha acogido en Madrid la Conferencia europea en contra del blanqueo de capitales de la European Commerce Registers Forum (ECRF), con más de 30 representantes de países europeos.

Durante la reunión, los participantes han debatido sobre la mejora de la lucha contra la corrupción y el crimen organizado que están detrás del blanqueo de capitales. Gonzalo Aguilera, decano del Colegio de Registradores, subrayó la vocación internacional del trabajo de los registradores y destacó la importancia de la Directiva (UE) 2015/849 del Parlamento Europeo y del Consejo de 20 de mayo de 2015, que obliga a todos los Estados miembros de la Unión Europea a crear y desarrollar un sistema registral nacional de identificación de “titulares últimos”, cuya gestión se concede a autoridades que en los distintos países tienen encomendada la función del Registro Mercantil o Registro de Sociedades.

Otro de los temas que han aflorado a lo largo de las jornadas ha sido la trama de los papeles de Panamá, que puso de manifiesto la importancia de redoblar esfuerzos en la lucha contra el blanqueo de capitales a nivel tanto europeo como global.

La batalla contra el blanqueo 

El blanqueo de capitales no es solo un problema en sí mismo, sino una pantalla tras la cual se desarrollan también el tráfico de armas, el narcotráfico, la delincuencia organizada y otras acciones graves en contra de la sociedad. De hecho, el volumen económico global del blanqueo de capitales supone nada menos que el 2,7% del PIB mundial.

Frente a esta situación, los participantes de la Conferencia coincidieron en resaltar que la gran importancia de esta Directiva reside en su objetivo: impedir la utilización del sistema financiero y de ciertos sectores no financieros con fines de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo, en línea con las normas globales del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

Asimismo, esta Directiva permitirá a España reforzar un sistema jurídico interconectado con todos los países de la UE y supondrá también una excelente oportunidad para posicionarnos a la vanguardia de la lucha contra el blanqueo.

Gracias a su trasposición, aún pendiente en España, los registradores reforzarán la eficacia y la eficiencia para informar de transacciones sospechosas y luchar contra el blanqueo de capitales, una lacra que tiene un gran impacto económico y social en nuestras sociedades.

Dejar respuesta